¿Qué es la enfermedad periodontal?

periodoncia

La enfermedad periodontal afecta a los tejidos de soporte de los dientes, como las encías, el ligamento periodontal, el hueso alveolar (donde van alojados), y el cemento radicular.

Los factores que determinan su aparición son:

  • La placa bacteriana y el sarro.
  • Mala higiene oral.
  • Genética.
  • Tabaco.
  • Mala oclusión dentaria.
  • Bruxismo o apretamiento dental.
  • Impactación de alimentos entre los dientes.
  • Factores hormonales (pej: embarazo).
  • Ingesta de algunos fármacos para p ej. para epilepsia, transplantados, hipertensión arterial. que producen fibrosis en la encía.
  • Factores anatómicos y constitucionales: encía demasiado fina o demasiado gruesa.

Además hay otros factores que no son factores causantes en sí, pero que contribuyen directamente al acúmulo de placa bacteriana y que dificultan la higiene oral:

  • Apiñamiento y malposición dentaria.
  • Restauraciones dentales adyacentes a la encía o subgingivales.
  • Coronas y puentes.
  • Hábitos alimenticios (dieta rica en azúcares refinados, picoteo entre horas, etc.).
  • La inflamación de encía y las bolsas periodontales.

¿Cómo evoluciona esta enfermedad?

1.- El primer estadio de la “enfermedad de las encías” es la GINGIVITIS que es una inflamación reversible de la encía producida (la gran mayoría de las veces) por las bacterias que se alojan en la PLACA BACTERIANA.

La placa bacteriana que no es eliminada con el cepillado se petrifica, transformándose en SARRO. Este sarro es muy poroso, y facilita, a su vez, el acumulo de más placa bacteriana. El sarro ya no se puede eliminar con el cepillado. Solo puede quitarse con una limpieza en la clínica mediante un aparato de ultrasonidos especial.

Los síntomas de la gingivitis son:

  • Sangrado (En los fumadores puede no sangrar). UNA ENCÍA SANA NO DEBE SANGRAR.
  • Encías enrojecidas e hinchadas (sobre todo las papilas interdentales).

2.- Si la encía sufre una gingivitis por un periodo largo de tiempo, el sarro comienza a depositarse debajo de las encías, de manera que las bacteria más agresivas de la placa se encuentran en un ambiente sin oxígeno (anaerobio), ideal para su reproducción. De esta manera, comienzan a secretar unas sustancias tóxicas para la encía y para el hueso, destruyéndose así, el hueso que soporta a los dientes y formándose las “BOLSAS PERIODONTALES”.

Cuando esta destrucción es pequeña, diremos que hay una PERIODONTITIS INCIPIENTE.

3.- PERIODONTITIS MODERADA. Cuando sigue avanzando la destrucción en el hueso por debajo de la encía. Las bolsas van creciendo, lo que significa que la encía queda separada del diente. Por tanto, queda un espacio IMPOSIBLE DE HIGIENIZAR CORRECTAMENTE para el paciente. En este estadio pueden aparecer nuevos síntomas (que no se dan siempre) además de los de la gingivitis como:

  • Encías amoratadas.
  • Mal aliento y mal sabor de boca.
  • Empaquetamiento de alimentos entre los dientes.
  • En ocasiones dolor (no suele doler) o flemones.
  • Retracción de encías.

4.- PERIODONTITIS AVANZADA. Cuando la destrucción en el huso supera el 50% de la raíz dental. En este estadio se empieza a notar movilidad dentaria.

¿Qué tipos de periodontitis hay?

1.- PERIODONTITIS CRÓNICA DEL ADULTO. Es la más frecuente. El hueso se va perdiendo de forma gradual, por igual nivel en todas las piezas. Se suele dar el los adultos comenzando a partir de los 30 años. Tiene picos de mayor actividad y épocas de menor actividad.

2.- PERIODONTITIS JUVENIL. Mucho menos frecuente. Incluso en presencia de poca placa dental, las bacterias se comportan de forma más agresiva, reabsorbiendo el hueso en zonas localizadas y en “sacabocados”.

¿Tienen tratamiento las enfermedades de las encías?

Si. Excepto en casos de excesiva movilidad, se pueden tratar.

1.- ESTUDIO PERIODONTAL: Es un estudio en detalle, con unas mediciones y una serie de radiografías con el que determinamos el tratamiento más adecuado para cada caso.

2.- FASE DESINFLAMATORIA: Raspado y alisado radicular. Bajo anestesia local, se limpia manualmente la encía.

3.- FASE QUIRÚRGICA. En los casos más avanzados se realizan cirugías mínimamente invasivas de las encías.

4.- FASE DE MANTENIMIENTO. Es fundamental para mantener controlada la enfermedad y evitar la recidiva.

Este tratamiento consigue, en la mayoría de los casos, FRENAR, el avance de la enfermedad y mejorar las condiciones para que el paciente se pueda limpiar y MANTERNER correctamente.

¿Qué puedo notar tras el tratamiento periodontal?

  • Un aumento de sensibilidad de los dientes, que en la mayoría de pacientes remite con el tiempo.
  • Los dientes pueden apreciarse ligeramente más largos y un poco menos estéticos, debido a la pérdida de volumen de la encía al desinflamarse.
  • Las encías quedarán más firmes y sin sangrado.
  • Mejor olor y sabor de boca.
  • Más facilidad para el cepillado, y el uso de cepillos interproximales.
  • Más hueco entre los dientes.

¿Qué es el mantenimiento periodontal?

Tras el tratamiento periodontal es importantísimo mantener una higiene oral excelente con los métodos e instrumentos que se le han explicado en la consulta, día a día, después de cada comida.

Es fundamental también ACUDIR, durante el primer año cada 3-4 meses a revisión de mantenimiento, en la que se volverán a medir las bolsas y se valorará la necesidad de tartrectomía (Limpieza). A partir del primer año, seremos nosotros quienes determinemos, en función de la propensión al acumulo de sarro y de la higiene, la frecuencia necesaria para las visitas de mantenimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

newspaper templates - theme rewards